La enfermedad periodontal y el cigarrillo

El tabaquismo está asociado a algunas lesiones de la boca, específicamente a la enfermedad periodontal.

SEPARADOR

E

n los últimos 20 años se ha estudiado científicamente la relación entre el consumo de cigarrillos y la enfermedad periodontal, y se ha confirmado que es uno de los factores de riesgo más determinantes. Esta es una enfermedad silenciosa, porque no duele y muchas veces, si no hay hábito de controles frecuentes, avanza sin que el paciente lo sepa. La periodoncista María del Pilar Medina, adscrita a Colsanitas y profesora de la Pontificia Universidad Javeriana, explica cómo el consumo de cigarrillos está asociado a lesiones bucales.

¿Qué es la enfermedad periodontal?

Es una condición que afecta los tejidos que se encuentran alrededor del diente y lo sostienen. Se presenta en dos formas: la gingivitis y la periodontitis. La gingivitis es una enfermedad que afecta la encía únicamente, se presenta con inflamación y sangrado pero no hay pérdida de hueso. La periodontitis, además de afectar la encía (inflamación y sangrado), genera una pérdida del hueso alrededor de la raíz del diente, que puede conllevar a la movilidad la pieza y, por consiguiente, a la pérdida de dientes.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad periodontal?

La primera causa es una limpieza oral deficiente. Pero hay otras: una mala oclusión, masticar más de un lado que del otro, bruxismo, tratamientos dentales largos y sin controles (tratamientos que quedan a medias); tratamientos de ortodoncia largos, discontinuos, o cuando el paciente no usa retenedores. También puede haber una predisposición genética a la enfermedad. O un accidente (trauma en la boca) puede desencadenar la enfermedad.

¿El cigarrillo está asociado a la enfermedad periodontal?

Sí. Según estudios realizados en los últimos 20 años, se ha comprobado que el consumo de más de diez cigarrillos al día es un factor de riesgo importante en el desarrollo y en la severidad de la enfermedad periodontal. Además, tiene un efecto adverso en su evolución y en la respuesta al tratamiento. Mientras mayor es el consumo de cigarrillos, mayor es el riesgo de adquirir la enfermedad.

¿Qué efecto produce el cigarrillo en los dientes y en las encías?

En la encía, la nicotina —sustancia presente en el tabaco— genera cambios en la función de los vasos sanguíneos: disminuye el aporte sanguíneo. Al no sangrar las encías, se enmascara uno de los signos de la enfermedad. El cigarrillo también genera una alteración en el sistema inmune que afecta a las primeras células de defensa del organismo, lo cual hace a las personas más susceptibles a otras enfermedades orales. Además, altera procesos de cicatrización: si al paciente se le practica una cirugía como parte del tratamiento, esta demorará más en cicatrizar, e incrementa la cantidad de bacterias periodontales, aumentando la severidad de la enfermedad.

Además de la enfermedad periodontal, ¿qué otras lesiones bucales están asociadas al tabaquismo?

Dentro las enfermedades asociadas el consumo de cigarrillo están: 1) Estomatitis nicotínica, una enfermedad asintomática con lesiones reactivas en el paladar; 2) leucoplasias por tabaquismo, lesiones reactivas con una placa blanca que se puede generar en cualquier zona de la mucosa bucal; 3) cáncer oral, lesiones principalmente ulcerativas crónicas asintomáticas (al inicio). Estas lesiones bucales son tratadas por la especialidad de patología oral.

FUMADORES3

"​‌​

Según estudios realizados en los últimos 20 años, se ha comprobado que el consumo de más de diez cigarrillos al día es un factor de riesgo importante en el desarrollo y en la severidad de la enfermedad periodontal”.

La enfermedad periodontal asociada al consumo de cigarrillo ¿es más severa que la que producen otras causas?

Sí. El cigarrillo y la diabetes son los únicos factores de riesgo reales comprobados para el desarrollo de enfermedad periodontal. Es decir, el cigarrillo no causa la enfermedad, sino que agrava su condición.

¿Los fumadores pueden prevenir o disminuir los riesgos de contraer la enfermedad periodontal?

Si el paciente fumador tiene una buena higiene oral (usa seda dental, se cepilla al menos tres veces al día y visita al periodoncista con regularidad), el consumo de cigarrillo puede disminuir su impacto negativo en la salud periodontal.

¿Los fumadores requieren un tratamiento periodontal diferente al de los pacientes no fumadores?

El plan de tratamiento va ligado a la complejidad de la enfermedad periodontal y no al factor de riesgo. El tratamiento busca un control de la enfermedad y, adicionalmente, disminuir el consumo o incluso eliminar el hábito de fumar en el paciente. Se ha demostrado que la terapia periodontal puede ser menos efectiva en los pacientes fumadores.

¿Los exfumadores siguen teniendo riesgo de contraer enfermedades bucales?

Sí. Siguen teniendo riesgo de presentar enfermedad periodontal o secuelas hasta cinco años después de haber suspendido el hábito. Aunque los efectos en la zona alrededor de los dientes por haber fumado en el pasado no son reversibles, dejar de fumar tiene efectos beneficiosos en la progresión futura de la enfermedad y en la respuesta del tejido al tratamiento.

¿Se puede revertir la enfermedad periodontal?

No. La enfermedad periodontal es tratable, se estabiliza, pero no se revierte. Para estabilizarla son muy importantes los controles periódicos con el periodoncista, al menos dos veces al año, así como el mejoramiento de los hábitos de higiene oral.

Etiquetados con: Salud oral /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Las fortalezas y debilidades de ocho razas de perros
Hogar

Las fortalezas y debilidades de ocho razas de perros

Aseo amigable con el planeta
Medio ambiente

Aseo amigable con el planeta

Más compartidos
5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12
Salud

5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12

Cuento de amor con perros guía
Salud

Cuento de amor con perros guía

Le puede interesar
Ejercicio en la tercera edad
Actividad física

Ejercicio en la tercera edad

Óscar Figueroa: historia de un campeón
Actividad física

Óscar Figueroa: historia de un campeón