Alimentación durante el primer año

Por: / Junio 2018

Alimentar a un bebé durante el primer año de vida puede ser mucho más fácil si se siguen estos consejos.

SEPARADOR

- 1 -

La alimentación ideal del bebé es la leche materna. Está hecha para suplir todas sus necesidades. Contiene los carbohidratos, proteínas, grasas y vitaminas para un adecuado crecimiento del cuerpo, el desarrollo cerebral y formación de defensas. Además, en la lactancia se establece un mayor vínculo afectivo entre el bebé y la madre.

SEPARADOR

- 2 -

Lo ideal es que el bebé reciba exclusivamente leche materna en los primeros cuatro meses y siga recibiéndola al menos por un año, acompañada de otros alimentos.

SEPARADOR

- 3 -

Por razones médicas o psicológicas, hay madres que no pueden amamantar y bebés que no pueden recibir la leche materna. Además, algunas madres trabajan lejos de casa y no pueden almacenar suficiente leche. En estos casos se recurre a leches de fórmula. Con la guía del pediatra se debe diseñar una dieta adecuada según las condiciones de cada niño y su familia.

SEPARADOR

- 4 -

No es bueno presionar a las madres que no pueden amamantar a sus hijos: hay que buscar otras maneras de afianzar el vínculo afectivo. Una mamá feliz y tranquila dándole leche de fórmula a su bebé es preferible a una agobiada tratando de lactar.

SEPARADOR

- 5 -

No hay que esperar mucho para dar otras comidas. Se puede comenzar a los cuatro meses y una semana, cuando el intestino de los niños está listo para asimilar otros alimentos y se presentan menos alergias. A partir de este momento mejoran el olfato y el gusto, se fortalecen los músculos para masticar y mover la boca: esto les ayudará más tarde a desarrollar el lenguaje.

SEPARADOR

- 6 -

La alimentación complementaria debe introducirse en un breve tiempo. Se comienza con frutas dulces, cremas de verduras y cereales hechos en casa; se sigue con arroz, puré de papa, carne, y después lentejas y frijoles. Al principio esta comida se da en papillas, pero pronto se añaden trozos para que aprendan a chupar, masticar y tragar. Y debe estar poco condimentada: sin sal, azúcar o aliños. Ojalá a los nueve meses un niño coma ya huevo y pescado, y entre los nueve y diez meses coma lo mismo que el resto de la familia. Los biberones (no la leche), deben suspenderse entre los nueve y doce meses.

SEPARADOR

- 7 -

Los bebés a veces tienen fobia a lo nuevo y deben probar un alimento hasta 20 veces para aceptarlo, así que no hay que darse por vencidos si rechazan algún alimento. Con la alimentación complementaria aprenden a conocer sabores, olores y texturas, y es cuando se acostumbran a comer de todo.

SEPARADOR

- 8 -

El mejor indicador de si un niño está comiendo bien es la curva de crecimiento y desarrollo. Si está bien nutrido, crece y sube de peso en forma adecuada. Si no está comiendo bien (es decir, si está comiendo mucho o poco), la curva siempre lo mostrará. Cuando llegan al año los niños pierden apetito porque crecen más despacio, y hay que evitar las golosinas para que coman bien.

SEPARADOR

- 9 -

Los niños prefieren el dulce, pero solo se les debe dar azúcar natural, en frutas enteras. Los dulces procesados llenan al niño y le dan energía, pero no lo alimentan. Es mejor que solo tomen un jugo al día y siempre sin azúcar. También deben aprender a tomar agua.

SEPARADOR

- 10 -

Muchos lácteos no hacen al niño más sano: son suficientes dos al día, sin azúcar, como el yogurt griego o un poco de queso fresco.

SEPARADOR

- 11 -

Los alimentos deben cocinarse poco pues el calor degrada las vitaminas. Las verduras o frutas muy cocidas no alimentan. La sopa es buena al comienzo, pero después del año son preferibles verduras, cereales y proteínas enteras: es mejor darles seco que sopa.

SEPARADOR

- 12 -

Es importante mantener rutinas y crear buenos hábitos: cinco comidas al día (desayuno, medias nueves, almuerzo, onces y comida). Hay que leer las etiquetas y saber qué se les está dando. Si la familia tiene una alimentación sana, el niño mayor de un año puede comer lo mismo.

SEPARADOR

- 13 -

El ejemplo es lo que más educa: si los padres comen sano, sus niños lo harán. Parte de la salud del adulto depende de cómo aprendió a alimentarse en la niñez.

*Entrevista a Claudia Lis, pediatra adscrita a Colsanitas.

SEPARADOR

Etiquetados con: Recomendación / Alimentación / Bebé /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Mitos y realidades de la hipertensión
Salud

Mitos y realidades de la hipertensión

Cúrcuma
Alimentación

Cúrcuma

Más compartidos
5 cosas que debes saber del Complejo B
Salud

5 cosas que debes saber del Complejo B

Los diez mandamientos de Rodolfo Llinás
Salud

Los diez mandamientos de Rodolfo Llinás

Le puede interesar
Cabal y Farah: un grito de victoria
Actividad física

Cabal y Farah: un grito de victoria

Deportistas trasplantados: coraje y disciplina
Actividad física

Deportistas trasplantados: coraje y disciplina