Protegerse de los rayos ultravioleta

Por: / Julio 2018

La radiación solar es uno de los principales enemigos de la piel. Por fortuna, cuidarse de ella es fácil si se siguen un par de indicaciones.

SEPARADOR

L

a luz del sol es fundamental para la vida, pero no todo lo que hay en ella es bueno para la salud. Una parte de la luz solar está compuesta por los rayos ultravioleta que, de acuerdo con Astrid Ruiz, dermatóloga de Colsanitas, son los responsables de la mayoría de cánceres de piel.

Los hay de tres tipos: los rayos UVA, que traspasan completamente la atmósfera de la tierra así haya nubosidad, y son los culpables del envejecimiento, arrugas, manchas y sensibilidad en la piel.

Los rayos UVB son absorbidos por la atmósfera y las nubes en un 90 %; el 10 % restante que llega a la superficie es el más dañino pues, según la Sociedad Americana del Cáncer, pueden alterar el ADN de la piel, de ahí que estén relacionados con la aparición de la mayoría de cánceres cutáneos. La doctora Ruiz dice que los rayos UVB también están asociados a la disminución de las defensas de la piel, otro factor que también podría producir cáncer.

Los rayos UVC no pueden ingresar a la atmósfera terrestre y por eso no están relacionados con el cáncer u otras enfermedades en humanos.

Entrando en detalle 

Ahora bien, la exposición a los rayos ultravioleta depende de la hora del día, de la posición geográfica, de la estación del año y de la altitud. Por ejemplo, en países cercanos a la línea del ecuador hay mayor radiación entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde; en los países con estaciones hay más radiación en primavera y verano, y a mayor altitud, mayor radiación.

Colombia tiene varios factores que lo convierten en un país muy vulnerable a la radiación: está sobre la línea ecuatorial y tiene ciudades con una altitud superior a los 2.000 metros sobre el nivel de mar, como el caso de Bogotá.

Hablemos de la capital. Contrario a lo que se cree, aunque Bogotá sea una ciudad fría y nublada la mayor parte del año, tiene altos niveles de radiación porque las nubes no impiden el paso de los rayos UVA y UVB, y porque se encuentra a 2.600 metros sobre el nivel del mar.

En el índice de radiación, que va de 1 a 11+, los niveles 1 y 2 significan que el riesgo de lesiones en la piel es bajo; de 3 a 7 la Organización Mundial de la Salud sugiere usar algún tipo de protección, y de 8 a 11+ la protección es indispensable. Para el caso de Colombia, el altiplano cundiboyacense tiene un índice de radiación cercano a 10, y en la costa es de 13. Esto quiere decir que debemos protegernos del sol todos los días del año, no importa en qué lugar del país estemos.

Por eso, las recomendaciones de los especialistas son utilizar protector solar con un factor de protección mayor a 30 en cara, manos y cuello y repetir su aplicación durante el día. Utilizar gorra o sombrero de ala ancha, camisas de manga larga y evitar exponerse al sol entre el medio día y las cuatro de la tarde.

SEPARADOR 

Etiquetados con: Enfermedades / Maternidad /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Dieta mediterránea para diabéticos
Alimentación

Dieta mediterránea para diabéticos

Cepillos de dientes
Salud

Cepillos de dientes

Más compartidos
5 cosas que debes saber del Complejo B
Salud

5 cosas que debes saber del Complejo B

Guía de lactancia materna
Salud

Guía de lactancia materna

Le puede interesar
Jugar para sanar
Actividad física

Jugar para sanar

Mejor en bici
Actividad física

Mejor en bici