Ya está aquí la odontología digital

El diseño y fabricación de coronas, puentes e incrustaciones en minutos es uno de los grandes avances de la odontología actual

SEPARADOR

P

erder un diente y reemplazarlo por un puente fijo, una incrustación o una corona es un proceso largo y tedioso que normalmente demora cuatro o cinco citas con el odontólogo. Es preciso tomar la impresión, enviar al laboratorio, hacer el vaciado en yeso, fabricar los troqueles, vaciar la cera, fundir el metal, la cerámica o la porcelana. Probar que calce, corregir, tallar, ajustar el color… Y unos cuantos pasos más.

Además de laboriosa, esta técnica tiene una gran desventaja: en cada fase se pierde un poco de fidelidad del diente que se va a reemplazar. No hay que perder de vista que el nivel de adhesión que hay entre una corona metálica y los dientes vecinos puede ser medido en micras, es decir, que debe ser muy exacto para que la prótesis calce a la perfección y no moleste el roce o una separación inexacta.

La odontología digital está desplazando esta técnica tradicional de la cera perdida. Se trata de un sistema moderno que permite fabricar prótesis dentales en una máquina de fresado que reproduce el diente diseñado por un técnico en un computador. Un proceso que garantiza precisión y fidelidad en la prótesis, con la ventaja de que se hace en un tiempo muy breve. En una sola cita, para ser más precisos.

"​‌​

Lo increíble de esta tecnología es la rapidez y precisión. Pero también impacta que no solo se pueden hacer puentes, coronas o incrustaciones: también carillas, lentes cerámicos y piezas dentales temporales”.

DIGITAL6

Tatiana Prieto García es directora técnica del laboratorio 5D, Diseño y Desarrollo Dental Digital de Avanzada, que forma parte de los servicios que ofrece Clínica Dental Keralty. Nadie más indicado para explicar cómo es el proceso de elaboración de la prótesis: en lugar de tomar una impresión se usa una cámara especial de alta resolución que fotografía el interior de la boca. Esa imagen se descarga en un software especial, donde se diseña la pieza que falta.

El sistema ofrece un banco de imágenes de dientes de donde se puede escoger la pieza según las características morfológicas de los dientes del paciente. Allí, el técnico ajusta el modelo, las líneas terminales y calibra los puntos de contacto con los otros dientes vecinos, para que al colocar la prótesis no haya roces incómodos.

Una vez listo el diseño del diente se envía la información al robot, que talla con distintos tipos de fresa un bloque de circonio. Este es el material más común, pero también se usan otros como disilicato de litio reforzado con circonio.

Luego de tallado se le da el color exacto a los bordes (que solo un experto puede identificar). Esto se hace con un pincel, a mano, y cuando está terminado se hornea por unos minutos. El resultado es un diente hecho a la medida, funcional y con características idénticas al diente natural.

Lo increíble de esta tecnología es la rapidez y precisión. Pero también impacta que no solo se pueden hacer puentes, coronas o incrustaciones: también carillas, lentes cerámicos y piezas dentales temporales. El tiempo del tallado varía en cada caso, pero va desde los 15 minutos hasta las dos horas. Así, un paciente que haya perdido un diente puede entrar a su cita odontológica y salir con una pieza provisional o definitiva. Algo impensable hace apenas unos años.

SEPARADOR

Etiquetados con: Salud oral /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Pez león: el forastero indeseable (y sabroso)
Alimentación

Pez león: el forastero indeseable (y sabroso)

Nuestro hijo es un niño Asperger
Salud

Nuestro hijo es un niño Asperger

Más compartidos
5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12
Salud

5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12

Cuento de amor con perros guía
Salud

Cuento de amor con perros guía

Le puede interesar
Martha Liliana Hernández: Campeona paralímpica
Actividad física

Martha Liliana Hernández: Campeona paralímpica

Mejor en bici
Actividad física

Mejor en bici