Pasar al contenido principal
Bienestar Colsanitas

Así es una ambulancia por dentro

Ilustración
:

Las ambulancias salvan vidas. Para ello, requieren de una dotación mínima y siguen unos protocolos estrictos.

SEPARADOR

Una ambulancia medicalizada, la más utilizada para el traslado primario y secundario de pacientes y que requieran atención pre-hospitalaria, cuenta con diferentes accesorios para socorrer a los pacientes. Pero no todas son iguales, pues cada empresa las adecúa de manera diferente. 

Ambu-Sanar, compañía de servicios de traslado de ambulancias medicalizadas y empresa de primer llamado de Colsanitas, nos permitió entrar a uno de sus vehículos y conocerlo.

Antes de entender los diferentes accesorios y aparatos del interior de una ambulancia es necesario esclarecer dos conceptos:

Transporte primario: se refiere al traslado que se realiza desde el sitio donde ocurre el evento hasta un centro de atención inicial. 

Transporte secundario: es el traslado que se realiza desde una institución de salud a otra.

Parte externa de la ambulancia

1. Señalización del tipo de ambulancia

Estas señales indican el tipo de vehículo que es. Cambian según la cantidad de equipos y la especialidad de estos para atender a la emergencia. 

TAB: transporte asistencial básico.

TAM: transporte asistencial medicalizado.

TAMN: transporte asistencial medicalizado neonatal (es la misma medicalizada, pero se sube la incubadora a la camilla).

2. Simbología institucional

Los símbolos que deben estar en la parte externa de una ambulancia, según la Norma 3100 de 2019 de la Secretaría de Salud de Bogotá, son: logo de la compañía, ciudad, números de contacto de la empresa, la estrella de la vida (sello de autenticación o certificación para las ambulancias), el identificador del tipo de ambulancia y las sirenas y luces.  Aparte debe ir la reglamentación automotriz del vehículo.

3. Generador de corriente eléctrica

En caso de que se necesite reanimar al paciente, o se encuentre un accidente en una zona en la que no hay una fuente de energía cercana, la ambulancia cuenta en su parte externa con un generador de 110 voltios.

Parte interna de la ambulancia

AMBULANCIA CUERPOTEXTO

Servicio pediátrico: elementos que soportan la función respiratoria y cardíaca del paciente neonato (máximo 30 días de vida).

Fármacos quirúrgicos: controlan asistencia inicial de un traslado primario.

b. Parte delantera

El comando de la ambulancia es la cabeza y columna vertebral en los traslados. Es un tablero con una serie de controles y mandos. Allí se programan las señales visuales y auditivas. Se tienen comandos para atención primaria, paciente en infarto o inestable.

Cuando una ambulancia circula con sirena y luces significa que el traslado es de una emergencia grave, o traslada a una persona que corre riesgo de muerte.

Si la unidad tiene encendidas las luces, pero no la sirena, quiere decir que se está trasladando a un paciente de baja complejidad sin riesgo de muerte.

Si una ambulancia circula sin sonido ni luces, no está en un momento de atención.

4. Servicio neonatal 

Para los pacientes en sus primeros 30 días de vida se debe agregar la incubadora, para tener un mayor soporte en el traslado. Tiene bombas de aire, calefacción y equipos como sensor de aire y sensor de piel. 

5. Equipo humano

En TAM y TAMN siempre va una persona como comandante (conductora o conductor) y otra como auxiliar de enfermería en la parte delantera de la ambulancia. El médico general va en la parte trasera con el paciente. En TAB va la persona comandante en la parte delantera y un auxiliar de enfermería en la parte trasera. En este caso, el auxiliar responde por el auxilio, la historia clínica, los signos vitales y la entrega del paciente en la clínica. Es quien presenta la situación a los médicos.

Todo el personal debe cumplir con los cursos normativos, para que puedan tripular las ambulancias desde cualquier área, sea básica o medicalizada. Deben contar con educación en soporte en vital básico, soporte en vital avanzado, atención en violencia sexual y ataques con agentes químicos. Las am bulancias cuentan con diferentes kits para estos casos.

6. Acompañantes.

En cada traslado, lo ideal sería que cada paciente esté acompañado por un familiar. Cuando el paciente es menor de edad, el acompañante debe ir en la parte de atrás. Cuando es un paciente adulto, el familiar va adelante como copiloto.

 

 - Este artículo hace parte de la edición 187 de nuestra revista impresa. Encuéntrela completa aquí.

 

*Practicante de Editorial Bienestar. Con la asesoría de Dalin Salamanca (auxiliar de enfermería), Lenny Pérez (directora de gestión humana), Edwin Laguno (médico general), Hernando Bernal Leyva (comandante y conductor de ambulancia) y César Jerónimo Garay (gerente general de Ambu-Sanar). Nuestro agradecimiento.

SEPARADOR

Catalina Porras Suárez

Periodista enfocada en la línea de bienestar y de salud mental. Disfruta conocer y escribir nuevas historias. La realización audiovisual, el cine y la función social del periodismo están dentro de sus intereses.