Los gatos, mejor de a dos

Por: / Marzo 2019

Tener dos gatos no es tan fácil como parece, ni tan difícil como se cree. Aquí le damos algunos consejos para que se anime a adoptar un segundo gato. O, si no tiene ninguno, a adoptar dos de una vez.

SEPARADOR

A

doptar un segundo gato implica prácticamente lo mismo que adoptar un primero, un tercero, un cuarto... Debe ser siempre una decisión que se tome de manera informada, responsable y en familia; pensando tanto en el bienestar del animal como en el de todos los que comparten el mismo espacio.

En ese sentido, lo más recomendable es adoptar en una fundación, donde se haga un seguimiento del caso, estudien a la familia adoptante y recomiend en elmejor gato para ese hogar. En conclusión, un lugar donde se lleve a cabo un proceso completo y responsable.

Para resolver todas mis preguntas contacté a dos fundaciones: El Gatio y El Orfagato. Estas son tal vez las únicas fundaciones que se ocupan exclusivamente de gatos en Bogotá, pero hay muchas más que ayudan en el proceso de adopción de mascotas, tanto perros como gatos. Comience por visitar o llamar a alguna de ellas: nuestra recomendación es que adelante el proceso acompañado por alguna institución seria que le busque hogar a gatos abandonados.

GATOS5

¿Por qué adoptar un segundo gato?

Los gatos son animales de manada y gustan de vivir en compañía de otros. Vienen al mundo con sus hermanitos, y están a gusto con otros de su especie.

Además, juntos pueden hacer cosas que no pueden hacer solos o con nosotros, por más tiempo que tengamos para dedicarles. Algunas de esas cosas son, por ejemplo, dormir arrunchados, o jugar y hacer travesuras juntos. Esto es importante para los gatos, según Fabio Fang, cofundador de El Orfagato: “Los gatos son mamíferos, y los mamíferos aprendemos muchísimas cosas por medio del juego; socializamos, aprendemos a cazar, a comer, y además nos mantiene activos física y mentalmente”.

Los gatos también necesitan acicalarse. Esta actividad ayuda a afianzar los lazos entre ellos y los calma ante eventos que les generan ansiedad. “Un gato que crece solo se vuelve huraño, antisocial”, dice Mónica Murcia, cofundadora de El Gatio. Por eso es recomendable tener al menos dos. Y si está pensando en adoptar, está entre dos y no decide cuál llevar, la sugerencia de Murcia es que se los lleve a los dos de una vez. Así cuenta con la ventaja de que ya están socializados, tiene la seguridad de que se llevan bien porque se conocen, y más adelante no va a tener que pensar en conseguir otro gato y pasar por la socialización, que es un proceso complejo.

¿Qué debo comprar antes de adoptar un segundo gato?

La inversión no es muy alta, y los gastos que acarrea un segundo gato no necesariamente doblan el dinero que cuesta tener uno solo. En El Orfagato calculan que tener un gato en buenas condiciones, con comida y arena de calidad, puede costar entre 50 y 70.000 pesos mensuales. Tener dos puede costar entre 70 y 100.000. Obviamente depende de muchos factores, pero es un cálculo que en general funciona.

Antes de adoptar un segundo felino, asegúrese de tener un plato de comida extra. Esto es porque cuando a uno de los animales le dé por comer, el otro también lo va a querer hacer. Y con dos o más platos se evitan juegos de dominación entre ellos.

Consiga también un plato extra para el agua. Es ideal que los gatos tengan más de un punto de agua en la casa, para estimularlos a hidratarse con más frecuencia, ya que el talón de Aquiles de los gatos caseros son los riñones. Una arenera extra. Esto ya depende de cada familia, pero como la arena se va a ensuciar con mayor frecuencia, es mejor contar con una o dos más, para evitar que los animales terminen haciendo sus necesidades en otros lugares de la casa. Pero si considera que no tiene el espacio para poner otra arenera, tendrá que estar dispuesto a limpiarla dos veces al día o tres.

En El Orfagato sugieren tener una hamaca de ventana. Como a todos los gatos les gusta este adminículo, puede servir como catalizador para la socialización, ya que ambos se van a querer hacer ahí y terminarán por tolerarse. Por supuesto, no ocurrirá en todos los casos, pero puede hacer más fácil la adaptación. 

 

"​‌​

Los gatos son animales de manada y gustan de vivir encompañía de otros. Vienen al mundo con sus hermanitos, y están a gusto con los de su especie”.

 

GATO4¿Qué debe tener en cuenta la familia?

Lo primero y más importante es que todos estén de acuerdo. Si hay un solo miembro de la familia que no esté completamente seguro de la decisión, pueden generarse conflictos. Pero si todos desean que llegue un segundo felino, se pueden ayudar entre todos para que la adaptación sea todo un éxito.

Los miembros de la familia deben tener mucha paciencia, porque seguramente el que llegue será menor y por lo tanto querrá más horas de juego y hará muchas travesuras. La familia debe estar dispuesta a trasnochar, aguantarse peleas, maullidos y bufidos. Será un cambio para todos los que viven en la casa.

También deben estar preparados para los cambios del primer gato. Es normal y será más evidente los primeros días. No va a seguir la misma rutina que tenía, ni acompañará a los miembros de la familia que acostumbraba, sino que se la pasará observando qué hace el otro gato. Incluso, puede que este cambio sea muy notorio y dure un tiempo. También puede que parezca que se siente resentido con la familia por haberle llevado otro ser con el cual tiene que compartir el espacio y sus cosas. Todo esto es normal, y se le pasará con el tiempo.

Tome nota

La familia puede ayudarles a conocerse y socializar con algunas herramientas sencillas. Aunque, recuerde: no todos los gatos son iguales y pueden no responder necesariamente a estas sugerencias.

• Comida húmeda: esto hará muy feliz al gato de la casa y ayudará a que el nuevo se sienta bienvenido.

• Un poco de catnip los puede poner juguetones, y esto definitivamente ayuda a que la socialización se facilite. Peinarlos y consentirlos alternadamente casi siempre funciona.

• Lo más importante es que usted se sienta tranquilo y transmita esa tranquilidad a los gatos. Que no se dé por vencido con las primeras dificultades. Lo más seguro es que peleen, que se golpeen, que se muestren los dientes. Los dos están en el proceso de establecer reglas y límites para convivir. Es la manera en que los gatos lo hacen.

• No los llame por el nombre para reprenderlos, hágalo en conjunto. Según Mónica Murcia, de El Gatio, los gatos tienden a hacerse mucho bullying entre sí, y regañar a uno de los dos empoderaría al otro, y el equilibrio que ellos desarrollen para la convivencia puede romperse.

• Finalmente, recuerde que como usted solo ha tenido un gato, no conoce cómo es el juego entre ellos, y muchas veces puede llegar a ser muy rudo. Siempre y cuando no haya heridas ni desastres de consideración en el hogar, no tiene de qué preocuparse. Si el proceso de presentación entre ellos se hizo de la manera correcta, es cuestión de tiempo y paciencia para que compartan como hermanos.

SEPARADOR

Etiquetados con: Animales / Mascotas / Familia /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Las memorias vacías de mi abuela
Salud

Las memorias vacías de mi abuela

Mario Hernández se reinventa todos los días
Vida

Mario Hernández se reinventa todos los días

Más compartidos
5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12
Salud

5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12

Cuento de amor con perros guía
Salud

Cuento de amor con perros guía

Le puede interesar
Martha Liliana Hernández: Campeona paralímpica
Actividad física

Martha Liliana Hernández: Campeona paralímpica

Cabal y Farah: unidos para la historia
Actividad física

Cabal y Farah: unidos para la historia