Todo lo que debe saber sobre la anemia

Por: / Junio 2018

SEPARADOR

- 1 -

La sangre es un tejido conformado por plasma, que es la parte líquida, y tres tipos de células: los glóbulos blancos, cuya función es combatir infecciones o tumores que se puedan estar produciendo en el cuerpo; los glóbulos rojos, que se encargan de llevar oxígeno a todos los órganos y tejidos, y las plaquetas, que sirven para coagular la sangre.

SEPARADOR

- 2 -

La médula ósea, que está dentro de los huesos, se encarga de producir las células sanguíneas. Para producir glóbulos rojos necesita sobre todo hierro, vitamina B12 y ácido fólico, sustancias que no se producen en el cuerpo y que tenemos que conseguir con la comida.

SEPARADOR

- 3 -

Los glóbulos rojos son las células más abundantes en la sangre y contienen hemoglobina, una proteína con alto contenido de hierro (de ahí el color rojo de la sangre). Sirven para transportar oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo, y el dióxido de carbono hacia los pulmones para ser expulsado. Cuando hay deficiencia de glóbulos rojos se produce anemia. La consecuencia es una baja oxigenación de los tejidos del cuerpo.

SEPARADOR

- 4 -

La anemia ferropénica, es decir por falta de hierro, es la más frecuente y puede llegar a ser un problema de salud pública en algunas regiones y a ciertas edades. La causa principal de este tipo de anemia es una dieta baja en hierro. La segunda son los sangrados: úlceras o hemorragias internas crónicas del sistema gastrointestinal no tratadas, o menstruaciones muy abundantes en mujeres en edad fértil. En ese caso es importante revisar con el ginecólogo las opciones de tratamiento para disminuir la intensidad de los períodos menstruales.

SEPARADOR

- 5 -

También se presenta anemia cuando hay sangrados importantes por accidentes, cirugías o traumas. En muchos casos la única manera de controlarla es con una transfusión de sangre. De ahí la importancia de donar sangre, para garantizar que siempre esté disponible en emergencias.

SEPARADOR

ANEMIA4

- 6 -

Otras causas menos frecuentes de anemia son enfermedades crónicas como artritis, cáncer, enfermedades renales, enfermedades autoinmunes y, más raras pero más peligrosas, las afecciones propias del sistema hematológico como la leucemia —cáncer de la sangre— y otras que afectan la producción de glóbulos rojos.

SEPARADOR

- 7 -

Los síntomas de todas las anemias son muy parecidos: cansancio permanente, fatiga, palidez. Cuando está avanzada se hace difícil respirar en caso de esfuerzo físico, y hay palpitaciones (el corazón trabaja más rápido para compensar la falta de oxígeno), mareos, dolor de cabeza, manos y pies fríos. Cuando la causa es la falta de hierro se presenta caída del pelo y uñas débiles. En niños hay algo que se llama pica, ganas de comer hielo, o “geofagia”, es decir, comer tierra: se trata de una reacción instintiva para compensar el déficit.

SEPARADOR

- 8 -

Las anemias por falta de hierro son las más frecuentes. Son de fácil diagnóstico, y su tratamiento con suplementos es muy efectivo.

SEPARADOR

- 9 -

La prevención más eficaz de la anemia ferropénica es una dieta rica en hierro. Es más recomendable el de origen animal, presente en la carne roja y en las vísceras, porque se absorbe más y mejor. El hierro vegetal, que está presente en granos y ciertos vegetales, es recomendable y puede prevenir la anemia, pero para un anémico no es suficiente, pues no se absorbe con tanta eficiencia como el hierro de origen animal; además se tendría que consumir una gran cantidad. De modo que quienes sigan dietas sin proteína animal o sin abundante hierro vegetal pueden tener anemias carenciales, y por eso es necesario que se hagan exámenes médicos con frecuencia. La vitamina B12 es tan indispensable como el hierro para producir los glóbulos rojos. Como solo se encuentra en las proteínas animales, las dietas vegetarianas, veganas o sin carnes rojas pueden llevar a que se presente deficiencia, que en este caso solo puede evitarse tomando suplementos apropiados.

SEPARADOR

- 10 -

No hay que descuidarse con la anemia: además de afectar la calidad de vida debido al cansancio permanente, muchas enfermedades se pueden complicar. Por ejemplo, las personas con enfermedades cardiacas pueden empeorar su condición. Es importante, en todos los casos, hacer un diagnóstico detallado ya que el tratamiento debe responder a la causa específica.

*Entrevista a Carlos Alberto Ramírez Cerón, hematólogo adscrito a Colsanitas.

SEPARADOR 

Etiquetados con: Salud / Recomendaciones /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
El camino del agua potable en Bogotá
Medio ambiente

El camino del agua potable en Bogotá

Algunas verdades sobre las grasas
Alimentación

Algunas verdades sobre las grasas

Más compartidos
5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12
Salud

5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12

Los diez mandamientos de Rodolfo Llinás
Salud

Los diez mandamientos de Rodolfo Llinás

Le puede interesar
El cerebro de un atleta
Actividad física

El cerebro de un atleta

Yoga para niños: Disfrutar, crecer y aprender
Actividad física

Yoga para niños: Disfrutar, crecer y aprender